LA MAGIA DE LAS LLAVES

Las llaves son usadas en magia desde la antigüedad, se usan como amuletos y también en muchos rituales, ya que se les atribuye la virtud de abrir caminos y de proteger.

Para que una llave sea el mejor de los amuletos debemos encontrarla en la calle. Pero también podemos encontrarla en un cajón de casa, nos la pueden regalar como joya o podemos comprarla en un mercadillo de antigüedades o en una tienda esotérica.

En todos los casos, sea como sea, la hemos de limpiar con sal y en la luna negra y ponerla a la luz de la luna llena.

Si quieres que la fortuna te sonría, no dejes de llevar siempre una llave que ya no uses y cuanto más antigua mejor, porque llevarla en el bolsillo derecho del pantalón o colgada al cuello e incluso en el bolso te ayudará a que se te abran los caminos y quitará los obstáculos para conseguir lo que te propones.

Si te regalan una llave de oro o plata, llevarla colgada en el cuello es un amuleto protector contra el mal de ojo.

Llevar tres llaves antiguas unidas, aseguran salud, riqueza económica y amor, abriendo la puerta de estas tres «cosas».

Tener un cesto lleno de llaves antiguas que ya no uses en la entrada de casa, va a ayudar a los que viven dentro a tener los caminos abiertos.

También tener llaves viejas en la alacena o en la cocina atrae la prosperidad y la buena suerte.

Llevar una llave con un corazón colgada en el cuello o en una pulsera, ayuda a encontrar el amor verdadero y si ya lo tenemos garantiza la felicidad con la pareja.

Si pasamos por un momento de tensión, preocupación o miedo, coger la llave que llevemos como amuleto con la mano derecha nos dará seguridad, suerte y protección.

Así que lo último que hemos de hacer es tirar las llaves viejas: podemos seguir usándolas como amuletos.

© Morganna Barcelona.