Brujería tradicional europea

El origen de la Brujería Tradicional Europea se pierde en el tiempo. Se transmitía dentro de familias o clanes y era practicada más por mujeres que por hombres.

No hay un panteón de Dioses como sucede en las tradiciones neo-paganas. Se «trabajaba» con fuerzas masculinas (los océanos, los árboles y el sol, por ejemplo) y femeninas (la Tierra, las montañas y la Luna).

Durante siglos, esta brujería intentó evitar la expansión del cristianismo y por eso la Santa Inquisición se dedicó a perseguir a las brujas (brujos también, pero fueron muchísimos menos) y quemarlas en la hoguera.


© Morganna Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*