Quiromasaje y Terapias Manuales

El término Quiromasaje se usa para definir los estudios de ámbito privado -impartidos inicialmente en España y posteriormente en otros países de habla hispana-, sobre el arte y la técnica de una modalidad de masaje. Desde un punto de vista etimológico, procede de la unión de la voz griega «κιροσ» o sea «quiros» (manos), con la voz «masaje» (amasar o apretar con suavidad). Así, Quiromasaje significa literalmente ‘masaje con las manos’ o «masaje manual», y se usa dicho termino para diferenciarlo de los masajes mediante aparatos eléctricos o instrumentos mecánicos. Las técnicas de masaje se establecen y aplican en función del objetivo específico a conseguir.

La palabra quiromasaje (de ahora en adelante QM) fue usada por primera vez en España por el Dr. V.L.Ferrándiz García (1893-1981), que curso estudios de naturopatía en Estados Unidos y en Suiza. Donde se formó con el Dr. P. A. De Forest en el masaje tradicional europeo, el enérgico masaje sueco sistematizado por P. Henrik Ling (1776-1839). Ling, a su vez, había nacido en Suecia, viajó a China y a su regreso importó diversas técnicas de masaje con las que desarrolló el «sistema sueco de ejercicio y masaje», del que el quiromasaje es una adaptación.

Sin embargo, la constancia escrita de la práctica profesional del masaje en nuestro país es anterior a 1900. En esa época, los Doctores J. Solé i Forn y Juan Vendrell (de los Hospitales de la Santa Cruz y de Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Barcelona), publicaron -nº 26 de la bibliografía-, una exhaustiva descripción de: «…los movimientos técnicos que la mano debe efectuar para aplicar masaje…». Y de las «…maniobras operatorias de masaje manual…», a las que designan como: amasamientos; fricciones; presiones y vibraciones; especificando asimismo los objetivos del masaje y las diferentes técnicas de tratamiento. Su «tratamiento para la obstrucción intestinal mediante masaje», llego a ser muy útil y famoso, así como el del «masaje ginecológico», terapia esta última reservada en la actualidad para la Osteopatía.

En fecha similar el Prof. Dr. Albert Hoffa (1859-1907) perfeccionó las técnicas de masaje sueco y publico en 1893, su obra: «Técnica de masaje» -nº 16 de la bibliográfica-, en el que instruye sobre los aspectos fundamentales y más clásicos de la técnica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*